10.04 (118) Especifica las características esenciales de la Constitución de 1931

Las primeras elecciones republicanas (junio de 1931) fueron las más democráticas de las celebradas hasta entonces en la historia de España. El partido que obtuvo más escaños fue el PSOE. Considerados en conjunto, la izquierda alcanzó una clara mayoría (279 escaños), mientras que el centro-derecha solamente obtuvo 160 escaños. Las nuevas Cortes resultantes de esta consulta tendrían carácter de Constituyentes, ya que su primer cometido era la elaboración de un nuevo texto constitucional para la República.

La composición de las Cortes explica el carácter democrático y avanzado de esta Constitución, cuyos principales contenidos eran los siguientes:

  1. El tema autonómico. La Constitución incluía una fórmula para posibilitar las autonomías regionales con carácter peculiar y no general. A pesar de la oposición de los partidos de derecha, Cataluña consiguió en 1932 su Estatuto de autonomía, y durante la Guerra Civil se aprobaron los Estatutos del País Vasco (1936) y Galicia (1938).
  2. El tema religioso. El Estado republicano se declaró laico, suprimió toda ayuda económica a la Iglesia católica y prohibió a las órdenes religiosas ejercer la enseñanza. Por último, en el texto constitucional quedó sólo autorizado el culto privado; por tanto, para celebrar cualquier otra ceremonia religiosa pública (como las procesiones) se exigía la autorización gubernamental.
  3. Los derechos del ciudadano. El reconocimiento sin limitaciones de los derechos individuales era amplísimo y superaba con mucho a las Constituciones más progresistas del s. XIX.
  4. La propiedad privada de los medios de producción quedaba subordinada a los intereses de la economía nacional. Se recogía, entonces, la posibilidad de realizar expropiaciones para nacionalizar y socializar las propiedades por motivos de interés general.
  5. La nueva organización de poderes. El poder legislativo quedó depositado en un Parlamento unicameral. El Presidente de la República, elegido por los diputados y no directamente por los electores, y ocupaba la jefatura del Estado. Su mandato, sin posibilidad de reelección, duraba seis años y sus atribuciones eran reducidas.
  6. Soberanía popular. Se declaraba al nuevo estado español como una "República democrática de trabajadores de todas clases".
  7. Sufragio universal masculino y femenino. Tras un largo y complejo debate en las Cortes, las mujeres españolas obtuvieron el derecho de voto.
  8. En relación con la enseñanza, la cultura aparecía como una función primordial del Estado, cuya obligación era extenderla a toda la población, sin discriminaciones de tipo económico.

Resulta evidente la influencia que tuvieron los socialistas en la orientación dada a la Constitución. Los asuntos más polémicos fueron los relativos a la Iglesia y a las autonomías, debido a la actitud beligerante de la derecha en esas cuestiones. Finalmente, la Constitución fue aprobada en Cortes el día 9 de Diciembre de 1931.