11.06 (135) Especifica las causas de la crisis final del franquismo desde 1973

La incapacidad del régimen para adaptarse a las demandas sociales y el contexto internacional hicieron que la dictadura entrase en su crisis definitiva. Carrero Blanco era el personaje clave para mantener la unión del franquismo y garantizar la continuidad del régimen. Sin embargo, Carrero blanco fue asesinado en un atentado de ETA (1973), ante lo cual se abrieron dos posturas dentro del franquismo: los inmovilistas y los aperturistas.

Crisis política interna

Se formó un nuevo gobierno presidido por Arias Navarro (1974) el cual habló de una apertura del régimen, pero mostró que éste era incapaz de democratizarse. Al enfermar Franco gravemente y fracasar los intentos aperturistas, un grupo de altos mando militares (el búnker) frenó cualquier apertura y ejerció la violencia fascista.

Por otro lado, por iniciativa del Partido Comunista se constituyó la Junta Democrática (1974) que englobaba a sindicalistas, monárquicos, carlistas, independentista y a la extrema izquierda y propugnaba la creación de un gobierno provisional que implantase un régimen democrático, la amnistía y libertades políticas y sindicales. El PSOE impulso la Plataforma de Convergencia Democrática (1975), integrada por UGT y PNV entre otros, con un programa similar al de la Junta.

La mejor organización de la oposición hizo aumentar las manifestaciones en las calles. La represión siguió siendo muy dura y se promulgó una Ley Antiterrorista (1975), en virtud de la cual fueron ejecutados varios militantes de ETA y del FRAP (lo que provocó protestas internacionales).

Dificultades exteriores

En concordancia con la situación interna de la dictadura, las relaciones exteriores también atravesaron momentos de serias dificultades Entre ellos destacó el conflicto del Sáhara: España aceptó su descolonización por lo que apoyó un referéndum de autodeterminación ante la presión del Frente Polisario, pero el rey Hassan de Marruecos (con el apoyo de EE UU) organizó la Marcha Verde, ante la cual España entregó el Sáhara a Marruecos y Mauritania, mediante el Acuerdo de Madrid, olvidando el compromiso de referéndum. Por otra parte, en 1974 cayeron la dictadura de Portugal y de Grecia quedando España como la última dictadura que pervivía en Europa occidental.

Crisis económica

La subida de precios del petróleo en 1973 marcó el final de la etapa de expansión económica que disfrutaba Europa desde los años cincuenta. La economía española se vio afectada por su fuerte dependencia energética del exterior y de las exportaciones, que disminuyeron y el turismo. Por consiguiente, con la crisis internacional la economía española entro en una aguda fase de depresión cuyo signos más evidentes eran el retorno de emigrantes y el notable aumento del paro y la inflación.

En 1975 Franco falleció, dejando al régimen en una profunda crisis y creyendo que dejaba todo “atado y bien atado”. Con su muerte se abrió la transición democrática que supuso el desmantelamiento de la Dictadura y la implantación de un régimen constitucional.

Conclusión

El extraordinario crecimiento económico de este período (1959-1975), determinó un profundo cambio social que trajo consigo la difusión de nuevas actitudes y pautas que demandaban mayor libertad y democracia. Por contra, el franquismo se mantuvo como una dictadura basada en el inmovilismo político y fue su incapacidad para reformarse ante las nuevas demandas sociales y los intereses de modernización lo que precipitó la crisis del régimen, cuya única respuesta a la oposición política fue la represión. Con la muerte de Franco (1975) fue imposible la continuidad de la Dictadura, la cual dio paso a la transición democrática.