10.12 (126) Compara la evolución política y la situación económica de los dos bandos durante la guerra

La guerra civil española (1936-39) dividió España en dos zonas: la España republicana fiel al gobierno republicano y la España sublevada defensora de los militares sublevados. Cada una de las zonas vivió su propia situación socioeconómica con transformaciones acordes con revoluciones colectivistas en la primera y organizaciones fascistas en la segunda. La composición de losvsublevados era heterogénea: militares, monárquicos, grandes propietarios agrarios, Iglesia, tradicionalistas y; en general, conservadores de inclinación fascista. La composición de los republicanos era más homogénea: obreros, pequeña burguesía, campesinos sin tierra, con orientación anarcosindicalista, socialista o comunista.

La zona republicana

  • La revolución social. El desorden, desde el principio de la guerra, fue notable. Inmediatamente hubo levantamientos de carácter colectivista protagonizados por CNT/FAI y UGT. La industria se colectivizó en Cataluña y muchas explotaciones agrarias (Aragón, Andalucía...). Se constituyeron Juntas, Consejos y Comités que desencadenaron una represión contra los sublevados (Iglesia, clases acomodadas, burguesía, católicos) cuyos bienes fueron requisados. Se volvió a la quema de iglesias y conventos y a los fusilamientos.
  • El derrumbe del Estado. Al iniciarse el golpe Casares Quiroga dimitió; Martínez Barrio, su sucesor, también dimitió al no poder solucionar negociadamente el golpe. José Giral fue el primero que tomó medidas y entregó el poder a las milicias (Ley de Milicia Voluntaria) porque gran número de oficiales se pasaron a los sublevados. El poder central se derrumbó y las Juntas y Comités Locales actuaban de manera casi autónoma ante el avance rápido de los rebeldes.
  • El gobierno de Largo Caballero. En septiembre de 1936 se constituyó un gobierno conjunto de republicanos, socialistas y comunistas. Posteriormente dio entrada a los anarcosindicalistas. Eliminó el poder de las Juntas y Comités Locales y creó el Ejército Popular pero tuvo serios problemas con comunistas y anarquistas porque estos grupos no renunciaban a imponer sus propias ideas. El objetivo de Largo Caballero fue crear un verdadero ejército con mando unificado y restablecer el poder del Estado frente a los Comités revolucionarios. Sin embargo, fracasó y Largo Caballero dimitió. Indalecio Prieto (PSOE) prefirió pactar con los comunistas para formar gobierno.
  • El gobierno de Negrín. La influencia de los comunistas se basaba en la ayuda militar de los soviéticos. Juan Negrín fue nombrado presidente del Gobierno y Prieto lo fue del Ministerio de la Guerra. Los sindicatos fueron alejados del gobierno y los comunistas tuvieron una excesiva preponderancia no acorde con su poderío parlamentario. Negrín quería que la República resistiese a ultranza y que la salida de la guerra fuera negociada. Franco no aceptó. Negrín confiaba en que estallase el conflicto en Europa para poder salvar a la República. Pero esto no ocurrió.
  • Economía en la zona republicana. Al iniciarse la guerra el gobierno republicano controlaba todas las zonas industriales frente a la España sublevada que controlaba las zonas agrícolas. Lo más destacable en la zona republicana fue las colectivizaciones de empresas privadas, sobre todo en el ámbito agrario. Sin embargo, la desastrosa organización provocó graves problemas en el abastecimiento de alimentos a las ciudades.

La zona sublevada

  • Francisco Franco, Generalísimo. Todos los grupos políticos y sociales que apoyaron el golpe aceptaron la supremacía del ejército. Los militares crearon en Burgos la Junta de Defensa Nacional, sin funciones militares, presidida por el general Cabanellas. Suprimieron la actividad de los partidos políticos, suspendieron la Constitución, los estatutos de autonomía y todas las reformas que había emprendido la República. La elección de jefe supremo del ejército recayó en Franco. Sustituyó la Junta de Defensa Nacional por la Junta Técnica del Estado con sedes en Valladolid y Burgos. El Cuartel General del Generalísimo estuvo en Salamanca.
  • Creación del partido único. Las fuerzas sublevadas se concentraron en la represión de todos los leales a la República (partidos y organizaciones obreras) reproduciendo el comportamiento de la zona republicana. Por otro lado, en abril de 1937 Franco publicó el famoso Decreto de Unificación por el que se fundó FET de las JONS (Falange Española Tradicionalista y de las Juntas de Ofensiva Nacional Sindicalista). En este partido único Falange tenía un papel preponderante y Franco se convirtió en Jefe del Partido y Jefe del Estado, cargos que no abandonó hasta su muerte. La Iglesia católica apoyó incondicionalmente al nuevo partido y los disidentes fueron desterrados o encarcelados.
  • El primer gobierno de Burgos. Se formó en enero de 1938. Franco era llamado comúnmente "Caudillo". Tres meses después promulgó la primera ley fundamental, el Fuero del Trabajo (mezcla de ideas fascistas italianas, falangistas y de la doctrina social de la Iglesia). El Estado se organizó de forma corporativa y se creó el Sindicato vertical (empresarios y obreros estaban en la misma organización porque las huelgas eran ilegales). Se implantó la censura para controlar ideológicamente a la sociedad, se restablecieron todas las leyes favorables a la Iglesia.
  • Economía en la zona republicana. El control de las zonas agrarias les permitió no tener problemas de abastecimiento. En contraste con lo que ocurría en la zona republicana, el control de la producción fue muy estricto. Se anularon las expropiaciones y se devolvieron a sus propietarios. Respecto a la financiación recibieron la ayuda de los regímenes fascistas de Italia y Alemania.